La importancia de las auditorías de empresa

Las auditorías se han convertido en algo muy habitual en el mundo de las empresas. El objetivo de este tipo de procesos es asegurar que la empresa cumple con las normas que deben seguirse, que no existen irregularidades en el funcionamiento de la misma. Por ello, un auditor que puede ser interno o externo en función del tipo de auditoría que va a realizarse, evalúa una serie de factores de la misma para verificar su estado.

Los motivos por lo que se realiza una auditoría pueden ser por requerimiento de la ley, debido al tamaño de la empresa o bien para dar credibilidad a la misma frente a usuarios internos o externos como pueden ser clientes, proveedores, accionistas, bancos, etc., en cualquier caso llevar a cabo una auditoría requiere de una serie de pasos que merece la pena conocer.

Cómo preparar una auditoría

Existen ciertos puntos que deben conocerse antes de hacer frente a una auditoría, los más importantes son:

Antes de hacer frente a este tipo de procesos es conveniente tener al día la contabilidad de la empresa, teniendo cerrado el ejercicio contable que se vaya a evaluar en la auditoría. También es recomendable tener preparadas las cuentas anuales.

Lo habitual es que el auditor facilite una lista con la documentación que necesita para realizar su trabajo, entre las que suelen encontrarse las escrituras de la sociedad, las cuentas anuales, el libro de actas de la sociedad, los balances de sumas y saldos, los impuestos presentados y la relación de los asesores externos con los que se trabaja.

Resulta muy adecuado revisar previamente toda esa documentación y para ello disponer del asesoramiento y ayuda de profesionales como los que pueden encontrarse en http://www.audicas.es/ dedicados entre otras cosas a la auditoría contable en Madrid, resultan vitales para tenerlo todo en orden.

El auditor revisará toda la información y si le surgen dudas puede solicitar otro tipo de documentos durante la auditoría. Al final del proceso emitirá un informe que determinará el grado de claridad y veracidad de la contabilidad de la empresa auditada.

Superar una auditoría contable no es una tarea complicada, siempre que se realice por profesionales apropiados, expertos en auditoría contable en Madrid que de forma rigurosa y exhaustiva pueden poner de manifiesto la situación de una determinada empresa, para el conocimiento de todas las partes implicadas como pueden ser clientes, bancos, proveedores, etc. Una auditoría es un reflejo de la situación de la empresa, por lo que supone un trabajo tanto para la empresa como para el auditor responsable de la emisión del informa pertinente.