La falta de credibilidad en ciertas instituciones públicas provocada por escándalos políticos y la natural tendencia al desorden de la sociedad que este tema representa son los motivos principales que llevaron a cabo la realización de una Ley de Auditoría que, bajo ciertos elementos distintos a los habituales, trata de disminuir un poco el descontento general e instaurar de nuevo la confianza con el objetivo de asegurar un desarrollo próspero. Para el análisis y asesoramiento ante este nuevo aspecto legal, los auditores de cuentas en Madrid son imprescindibles.

¿Qué hay de nuevo con esta ley?

Uno de los principales elementos a considerar es la distinción de la auditoría que se realiza a entidades de interés público (especialmente tratado en el capítulo 4 de dicho documento) del que se utiliza para el resto de organizaciones que no entran en esta categoría.

Nuevos elementos a evaluar dentro de los informes de auditorías

Algunos datos ignorados anteriormente para la realización de estos importantes documentos legales incluyen todo sobre la presencia de riesgos relacionados a «incorrecciones» materiales. Este apartado debe ir acompañado de una serie de comentarios del auditor en relación a la respuesta legal ante dichos riesgos, seguido de un espacio reservado para observaciones muy puntuales. La descripción de «incertidumbres significativas» también se incorpora en esta nueva ley, siendo una herramienta interesante para la realización de todas las auditorías.

Audicas SLP, excelencia como primera opción

La organización Audicas SLP brinda una serie de servicios de inigualable calidad, garantizada por años de servicio al público general y por profesionales expertos en el área que, respaldados por una experiencia y formación envidiable, son capaces de brindar servicios que superan con creces los disponibles en el mercado.

El servicio de auditoría incluye las revisiones limitadas, los trabajos como expertos independientes y la auditoría de cuentas, además de actividades relacionadas con dicha área. El asesoramiento contable incluye la supervisión permanente, la organización de la contabilidad y la elaboración de cuentas anuales, entre otros. La consultoría de empresa es un poco más compleja, ya que incluye la realización de planes de viabilidad, estudios económicos y financieros, las ampliaciones y reducciones de capital, el análisis del control interno y la auditoría de gestión. Por último, el asesoramiento integral y las actuaciones periciales también son servicios muy solicitados actualmente por los clientes.